Inciensos

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeinstagram

Gran variedad de inciensos artesanales, nacionales e importados.

Más de 100 aromas.

incienso encendido

El incienso es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que a menudo se añaden aceites esenciales de origen animal o vegetal, de forma que al arder desprenda un humo fragante con fines religiosos, terapéuticos o estéticos.

Está disponible en numerosas presentaciones y grados de preparación. Sin embargo, generalmente se clasifica en dos tipos, dependiendo del uso: incienso para quema directa y para quema indirecta.

Quema directa:

El incienso para quema directa es colocado generalmente en un receptáculo denominado incensario en el cual se prende el incienso y se hace ventilar para propagar su aroma.

Las formas más comunes en las que se comercializa son:

Espiral, cono, varas huecas y varas macizas.

Para usar el incienso de quema directa, debe ser prendido y acto seguido apagado, de forma que el incienso continúe brillando y humeando mientras se consume.

Quema indirecta:

También llamado incienso no combustible, el uso de este tipo de incienso requiere una fuente externa de calor ya que no produce ascuas cuando se consume. El calor se consigue normalmente mediante carbón vegetal o ceniza caliente. El incienso se quema colocándose directamente sobre los carbones ardientes o sobre una placa de metal caliente en el incensario.

Las formas más común de incienso de quema indirecta son:

Entero, pulverizado y en pasta.