Aceites Esenciales

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeinstagram

Los aceites esenciales son mezclas de sustancias obtenidas de plantas y que presentan como característica principal su compleja composición química y su carácter fuertemente aromático.

De los millones de plantas existentes en nuestro planeta se extraen aproximadamente 4.000 aceites esenciales distintos. Casi todas las plantas contienen estas sustancias, sin embargo, algunas de ellas las presentan en una concentración tan baja que hace prácticamente imposible su obtención.

Las plantas aromáticas son las que concentran mayor cantidad de esencias y por tanto constituyen la materia prima para su obtención. En algunos casos se emplea toda la planta, en algunos casos sólo las hojas, flores, frutos, raíces, semillas, frutos e incluso la corteza de ciertos árboles.

Cada aceite tiene una identidad, un aroma y unas características propias. Cuando los aceites se mezclan unos con otros también se están mezclados sus beneficios. Cada aceite esencial tiene su propio aroma característico y un perfil terapéutico propio.

Algunos aceites son calmantes y relajantes, mientras que otros son estimulantes y vigorizantes.

Determinadas fragancias tienen efecto sobre el estado mental de quien las utiliza: el jazmín y el neroli pueden mejorar la depresión, la mejorana calma la ansiedad y la menta puede aumentar la capacidad de concentración mental. Pero un número mayor de aceites esenciales poseen propiedades terapéuticas y antibacterianas, antisépticas o antiinflamatorias. Pueden ser muy efectivos para aliviar síntomas de infecciones comunes como resfriados y gripes.

VER PRODUCTO